WhatsApp Image 2020 03 15 at 11.30.01La Junta Arquidiocesana de Educación Católica de Córdoba se dirige a las comunidades a fin de acompañar los procesos pedagógicos mediados por tecnologías de modo que sean instrumentos de formación integral y de cuidado en situación de excepcionalidad como la actual.

Dado el proceso educativo que estamos viviendo, recordamos a los Representantes Legales y en ellos a los Directivos y Docentes que en este tempo inédito y singular, el objetivo principal es CUIDARNOS y APRENDER, por eso será importante reconocer algunas cuestiones escolares que hacen a las mediaciones pedagógicas fundamentales para tornar accesibles las propuestas de las Instituciones:

 El tiempo y profundidad de las actividades debe ser acorde a una jornada de trabajo escolar, donde hay parte del tiempo destinado a recuperar conocimientos mediante preguntas sencillas, tiempo para exposiciones o lecturas y tiempo de actividad ejecutiva o de desarrollo de ejercicios.

 Las actividades deben poder desarrollarse con la GUIA de los adultos EN ALGUNAS OCASIONES, PERO TAMBIÉN DEBEN PODER DESARROLLARSE DE MODO AUTÓNOMO por parte del estudiante, por lo que a veces se podrá INVESTIGAR en libros o sitios y otras se podrá RECUPERAR O EJERCITAR en sus cuadernos, carpetas o materiales de estudio.

 CUIDAMOS A LAS FAMILIAS DE MODO QUE NO SE GENEREN GASTOS EXTRAS o necesiten demasiadas impresiones, etc. 

 Sólo se solicitan construcciones o confecciones sencillas de objetos con materiales cercanos, accesibles o reutilizables en tiempos de aislamiento.

 También tendremos en cuenta que aun cuando las familias tengan PC y WIFI no suelen tener un dispositivo para cada miembro, por lo que en ocasiones, lo virtual no podrá ser resuelto siempre en el horario que se tendrían las clases.

 En el contexto del cuidado proponemos que las escuelas a través de sus docentes faciliten el fortalecimiento de hábitos mediante el consejo de LA RUTINA DIARIA O AGENDA DEL DÍA, formando los hábitos de niños, jóvenes y adultos. Así, consideremos tiempo para:

• Alimentación

• Estudio (desarrollo de la educación en casa)

• Recreación familiar (se pueden sugerir juegos o apps a tal fin)

• Reflexión sobre el tiempo actual (en período de aislamiento), para que el grupo familiar pueda ayudar a los niños y jóvenes a manejar las emociones frente al riesgo y el necesario cuidado.

Es muy importante para los estudiantes y sus familias, confiar en períodos de incertidumbre por lo que los mensajes esperanzadores o de metacognición que permitan la pregunta de cómo están y los consejos, fortalecen los vínculos entre familia y escuela… y los hace ser comunidad.

SOMOS CO EDUCADORES, CO GARANTES Y TODOS JUNTOS… SOMOS IGLESIA QUE CAMINA Y CONSTRUYE UN TIEMPO NUEVO… DESDE LA ADVERSIDAD PERO CON ESPERANZA Y SOLIDARIDAD