mayoPor: Lic. Ana Carolina Parma - Presidente de JAEC

La gesta de Mayo nos recuerda el camino en un laberinto que supone el espíritu comunitario ante un desafío importante.

Recorriendo las fechas, los días y los personajes, más allá de la imagen anecdótica del clima, la vestimenta y la alimentación, Mayo nos pone a recordar la multidimensionalidad de las transformaciones sociales e institucionales. Buena oportunidad para revisar en las imágenes escolares a partir del hecho histórico el valor del encuentro, la importancia del diálogo, la riqueza de la diversidad de opiniones y la prioridad del objetivo común.

La escena educativa es una oportunidad para modelar los modos de preguntarse, de suponer, de relacionar datos, de aprender de modo integral. Si los procesos formadores se permiten detenerse y relacionar, los aprendizajes se trasformarán en significativos no sólo desde el punto de vista didáctico sino, como en estos hechos, más éticos y misioneros. ¿Por qué es necesario? Porque la búsqueda de la verdad siempre es un proceso trabajoso que necesita esfuerzos intelectuales y morales; implica una generosidad donde los pre conceptos o las síntesis engañosas dan lugar a la indagación y a la escucha... pensar antes de juzgar.