jardin 4 0 0Fuente: La Voz del Interior, 13 de junio de 2018 - Ver artíuclo original

El nivel inicial es el que tiene el mayor grado de privatización dentro del sistema educativo nacional: uno de cada tres (32,6%) alumnos del nivel inicial asiste a jardines de infantes o maternales privados.

A menor edad de los niños, mayores niveles de privatización se observan. El porcentaje de chicos en instituciones estatales de nivel inicial es mayoritario en las salas de 3, 4 y 5 años. Sin embargo, seis de cada diez niños de 2 años concurren al sector privado en la Argentina.

En Córdoba, el 54,1 por ciento de los bebés de 45 días y deambuladores asiste a un centro privado. Lo mismo ocurre con el 41,2 por ciento de los niños de 2 años. De todos modos, el trabajo, de 2016, no registra el impacto de la apertura de salas cuna emprendida por el Gobierno provincial. En salas de 3, 4 y 5 años, la oferta estatal es mayoritaria en Córdoba. Siete de cada diez niños están matriculados en jardines de infantes del Estado en la provincia.

Los datos surgen del informe “El nivel inicial es el más desigual del sistema educativo”, realizado por el Observatorio Argentinos por la Educación a partir de su plataforma interactiva de datos (http://argentinosporlaeducacion.org/).

El trabajo muestra que la distribución de la matrícula estatal y privada en el nivel inicial es heterogénea y muy desigual entre las provincias.

oferta jardines nivel inicial publico privado WEB

Los altos niveles de privatización del nivel inicial se explican en gran parte por la falta de oferta estatal. Ese déficit supone inequidad en el acceso: en ciertas zonas del país, sólo acceden a la educación inicial aquellos que pueden pagar por ella.

“El mayor déficit de instituciones educativas estatales se encuentra para la edad de 45 días a 3 años. Resulta imprescindible la existencia de políticas públicas de protección integral de la primera infancia que transformen las modalidades centradas en la asistencia en instituciones educativas, promoviendo acciones integrales que incluyan la atención, la educación, la salud, la nutrición y la protección desde el nacimiento”, plantea Cristina Tacchi, presidenta de la Organización Mundial para la Educación Preescolar (Omep) Argentina.

Además de las asimetrías en función del tipo de gestión, la oferta educativa de nivel inicial presenta estándares de calidad desiguales. “En Argentina, existe una diversidad de instituciones para el cuidado y la enseñanza de la primera infancia. Estas instituciones pueden depender del sistema educativo formal, público o privado, o del área de desarrollo social nacional, provincial o municipal o, directamente, ser gestionadas por ONG, comunitarias, e incluso por las empresas en las que trabajan las madres de los niños. Estas diversas alternativas tienen objetivos diferentes, mientras que la calidad de los servicios, infraestructura y recursos es muy dispar”, sostiene Carina Lupica, consultora para organizaciones internacionales en temas de género, sistemas de cuidados y mercado de trabajo.

Un panorama desigual

La sala de 3 es una de las que presentan mayores disparidades entre las provincias. Si bien a nivel nacional seis de cada 10 niños escolarizados asisten al sector estatal, en 11 jurisdicciones predomina la asistencia a jardines privados.

En Córdoba, el 71,4% de los niños concurre a instituciones estatales mientras que en San Juan, nueve de cada diez niños escolarizados están matriculados en el sector privado (92,9%). En Mendoza la situación es similar (85,5%).

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el 61% de los niños escolarizados en sala de 3 asiste a centros privados. En la provincia de Buenos Aires, por el contrario, el 58,9% asiste a instituciones de gestión estatal. En Santa Fe predomina la matrícula privada (51,5%). Lo mismo ocurre en Formosa (75,1%), Tucumán (55,7%), Misiones (53,9%) y Jujuy (53,7%).

En el sur, los mayores niveles de privatización en sala de 3 están en La Pampa (70,1%) y en Neuquén (51,2%).

La matrícula privada representa el 42,6% en Tierra del Fuego, y es minoritaria en Santa Cruz (21,0%), Río Negro (28,4%) y Chubut (31,7%).

Para 3 y 4 años hay proyectos inconclusos

Son anuncios de la Provincia, que falta completar.

El año pasado, la Provincia decidió la obligatoriedad de las salas de 3 para todas las escuelas de la Córdoba, aunque de manera escalonada, para terminar en cuatro años. Con la misma modalidad, recién este año se completaría la cobertura en toda la provincia de las salas de 4, ya declaradas obligatorias. Para alcanzar a 40 mil niños más en cinco años en las salas de 3, se deberían abrir al menos dos mil salas en la provincia. Se completó una pequeña parte de este número.