IMG 20170731 WA0037 1-Mi hijo está mal. No estudia, dice que no quiere. Sale con una banda del barrio y sospecho que está fumando ya otra cosa. Por mí amonéstenlo, suspéndanlo; quizá así aprenda y deje de perderse la vida.

Las palabras son de una madre que, como todas, quiere un hijo feliz. Lo que ella no sabe es que el día anterior otra madre se sentaba en la misma silla, angustiada por la reciente pelea con su hija, motivada por la negación de ofrecerle alcohol a sus compañeros en su próxima fiesta de 15. Ella habla como madre, cuidando la salud. La hija como hija, consciente de que la falta de alcohol hará que muchos de sus compañeros brillen por su ausencia.

No es difícil imaginar lo que referirían otros padres, en otras escuelas, sentados en sillas similares. Niños y jóvenes que se creen menos que otros, que se sienten olvidados, insatisfechos, o solos, y que lo expresan en mil y una conductas de riesgo. Al menos ya sabemos algo: el problema es común.

Los argentinos, hemos sabido acuñar una palabra que es a la vez rápida, tajante, para describir los “problemas en común”. El término es “crisis”.

Curiosamente, hace poco me enteraba de que el alfabeto chino se vale de dos pinceladas para escribir la palabra “crisis”. Una pincelada significa “peligro”. La otra “oportunidad”. El grupo de la Unión de Padres de nuestra escuela logró captar hace unos meses, la invitación china a una segunda pincelada. A las peñas solidarias, a las ferias de platos, a la organización colectiva de charlas o disertaciones para recaudar fondos, le sumaron un espacio diferente. Se trata de un ámbito donde papás y mamás de los distintos niveles comparten un diálogo, del tipo de los del comienzo de este artículo, pero guiado y enriquecido por profesionales. Charlan, debaten, se comprometen; se informan, ingenian estrategias y hacen acuerdos, al tiempo que comparten risas-y penas-en el contexto de la Institución que prolonga su tarea educativa: la escuela. La iniciativa, aunque reciente, resulta ya muy prometedora, y rogamos que así siga.

Acaso nuestros alumnos se sientan más motivados y menos solos, cuando nos vean a los adultos de esa manera. Vivimos tiempos en que la vida en todo su arco se encuentra amenazada. Que sirva dicho peligro, tal como sirvió a nuestra Unión de Padres, como una oportunidad para encontrarnos.

Termino con una cita que me armó durante mis propias crisis y luchas, y a la Dios ha recurrido para ayudarme en mi tarea cotidiana: "Más valen dos que uno solo, pues obtienen mayor ganancia de su esfuerzo. (…)."Si dos se acuestan, tienen calor; pero el solo ¿cómo se calentará? Si atacan a uno, los dos harán frente. La cuerda de tres hilos no es fácil de romper." (Ec 4, 9-11)

Nicolás Bracciaforte

Instituto Nuestra Señora del Rosario del Milagro

logo jaec pie

 Av. Velez Sarsfield 891, Córdoba, Capital.
Mail: contactos@jaeccba.org
Telefonos: (0351) 4212172 - (0351) 4284612 - (0351) 4280230
Horario: Lunes a Viernes 8:30 a 13:30 hs.
Martes, Miercoles y Viernes extiende hasta las 16:30 hs